Regresar al diario gastronómico

La chirivía en la cocina

Estas son, en realidad, zanahorias blancas y dulces que pueden hervirse (junto a la lechuga u otras verduras) y luego aderezarse con sal, vinagre y culantro (y de esta forma se cree que poseen grandes virtudes afrodisiacas); o, si no, pueden freírse en aceite una vez que hayáis raspado su piel (después de haberlas hervido) y después de rociarlas con harina fina (y de esta forma se consideran eficaces contra la pleuresía y la hidropesía; mas debéis cuidaros de no usar nunca chirivías viejas, pues sus raíces tienen la propiedad de provocar vértigo y caídas). En Puglia, el zumo de chirivías mezclado con un poco de lúpulo machacado se toma como un vino, pero se dice que provoca delirios con frecuencia. En Puglia también acostumbran a cocinar las chirivías, de manera que las hierven antes de tirarlas y luego añaden la segunda tanda de chirivías peladas en el mismo agua y las hierven en ella.

DA VINCI, Leornardo. Notas de cocina de Leonardo da Vinci. Compilación y edición de Shelag y Jonathan Routh. Coleccion Bolsitemas. Ediciones Temas de Hoy. Madrid, 1993.