Regresar al diario gastronómico

Las primeras cocinas de América

"Existe una historia 'hecha a la medida' según la cual las papas fueron enviadas a Felipe II de España desde Cuzco, en 1565, y que el rey a su vez las remitió a quien entonces era el papa, Alejandro VII, para que las empreara como tónico. De éste deben haber pasado por numerosas manos hasta que llegaron a las del botánico Jules Charles de L'Ecluse, más conocido como Clusius, quien fue el primero en describirlas. El sentido que tiene esta historia es afirmar que el tubérculo obtuvo su nombre de papa porque el papa Alejandro VII fue quien se la dio a conocer a Clusius. Cualquier diccionario de quechua, el lenguaje de los incas, podrá darle su nombre original de papa. Los quechuas eran bastante capaces de dar a su alimento principal un nombre sin necesidad de recurrir a la intervención papal".

COE, Sophie. Las primeras cocinas de América. Trad. de Ana Pulido. Fondo de Cultura Económica. México, 2004.