Regresar al diario gastronómico

Mañana en la batalla piensa en mí

"Aún sostenía el cuchillo en su mano derecha, un cuchillo puntiagudo y dentado con mango de madera, como a veces ponen en los restaurantes para cortar la carne con poco esfuerzo. El tenedor lo había depositado también en el plato para coger la servilleta, luego no lo había recuperado. Parecía una mujer temerosa que va a defenderse, con aquel cuchillo con filo y sierra enarbolado en la mano."

MARÍAS, Javier. Mañana en la batalla piensa en mí. Alfaguara. Madrid, 1996.